Belle, el timbre que habla y da instrucciones

Desde hace varios años, diferentes empresas de varios sectores han integrado elementos inteligentes o domóticos en objetos de lo más cotidianos. Uno de esos sectores que se mantiene al día en cuanto a avances tecnológicos se refiere es la cerrajería. Ya hay en el mercado incontables cerraduras y cerrojos inteligentes capaces de abrirnos la puerta sin necesidad de llave, o programando distintas horas de apertura o cierre, pero la empresa Netvue ha ido un paso más allá sacando al mercado su timbre Belle.

¿Qué es capaz de hacer?

El timbre Belle de Netvue puede reconocer, hablar y dar instrucciones a los que nos visiten. Este timbre inteligente ha sido diseñado para poder gestionar todo tipo de visitas que podamos tener, desde amigos y familiares hasta vendedores y el cartero.

Cuando alguien llame a nuestra casa tocando el timbre, Belle le hará una serie de preguntas a quien esté en la puerta, comprendiendo que es lo que dice y quiere, pudiendo actuar acorde a lo que deseemos. Uno de los aspectos que más ha gustado es que si esperamos una visita en concreto, se puede programar en su calendario para que reconozca esa visita y le abra la puerta al llegar. Si la visita que recibimos es la entrega de un paquete y no estamos en casa, Belle nos comunicará al teléfono móvil de la visita, pudiendo seguirla en directo e incluso abrir la puerta si queremos. En adición, cualquier visitante puede dejarnos si quieren un mensaje grabado si no estamos en casa, pudiendo verlo desde el smartphone asociado.

Es importante saber que la cámara de Belle cuenta con reconocimiento facial, visión nocturna y detección de movimiento, por lo que no se le escapará nada de lo que ocurra en la puerta de nuestro hogar, convirtiéndose en un vigilante de seguridad activo las 24 horas del día.

También es capaz de conectarse a una amplia gama de elementos domóticos, como cerraduras inteligentes e incluso a Alexa, la asistente virtual de Amazon.

Belle, el timbre que habla y da instrucciones

 

Sencillo de utilizar

La instalación del timbre es muy sencilla, y mediante la aplicación oficial de Netvue se obtiene un código QR con el cual enlazamos el timbre con el smartphone. Desde ese momento, podemos configurar los diferentes parámetros, como la sensibilidad de la detección de movimiento, las distintas actuaciones para las diferentes clases de visitantes, etc.

En cualquier momento se puede acceder a través de la aplicación a su cámara en alta definición, que nos mostrará a tiempo real que sucede en la puerta de casa, y en el caso de haber un mensaje dejado por alguien o de haber captado movimiento frente a nuestra casa, se envía una notificación rápidamente al teléfono móvil enlazado.

Funcionalidad y seguridad asequible por todos

Es evidente las muchas ventajas que un timbre como Belle trae consigo, no solo se gana en comodidad para toda la familia sino también se ganan innumerables opciones a la hora de organizarse, por ejemplo, a quien no le ha pasado de estar en la ducha y que llamen al timbre, con Belle no es ningún problema puesto que te pueden dejar un mensaje o pasar directamente a la vivienda si estaba programado. Su precio ronda entre 129 y 149 dólares, y se podrá adquirir a partir de marzo de este año.