Consejos del cerrajero para evitar Okupas

Desde hace mucho tiempo existe el movimiento okupa, en el cual los okupas entran en una vivienda ajena y se quedan habitando la casa en lugar de su legítimo dueño. Esta es una situación muy desagradable que nadie quiere sufrir, pero por suerte, preparando adecuadamente la vivienda, es posible evitar que puedan llegar a invadirla.

Para que una vivienda sea segura y evitar que los okupas se tomen la libertad de entrar y habitarla, hay que tomar una serie de medidas. Es importante instalar varios sistemas de seguridad antiokupas, tales como puertas, cerraduras, rejas e incluso una alarma que avise en caso de intento de intrusión.

Cerraduras antiokupas

El primer paso para la protección del hogar es la cerradura, por lo que hay que instalar una buena cerradura de seguridad con sistema de defensa contra okupas. En el mercado hay una gran cantidad de marcas y modelos que están especializados en el sistema antiokupa, por lo que lo ideal es que un cerrajero profesional te asesore en la elección.

Además de que la cerradura y el bombillo sean de alta seguridad, existen unos escudos magnéticos de cerraduras antiokupas que son perfectos para evitar que se hagan con el control de la puerta. Lo que tienen de especial estos escudos magnéticos es que cubren tanto el exterior como el interior, asegurando de este modo que aunque los okupas accedan a la vivienda por una ventana, un balcón o cualquier otro acceso, no puedan acceder al bombín de la cerradura. Esta es una opción muy acertada ya que en numerosas ocasiones entran a las casas a través de las ventanas.

Puertas antiokupas

Este tipo de puertas fueron muy populares cuando comenzó el movimiento okupa. Se trata de una segunda puerta que se instala delante de la puerta principal, suelen ser de acero e incorporan su propio marco metálico y una cerradura de Borjas.

No son las puertas más seguras pero les complican la entrada a los okupas, por lo que suele ser un elemento disuasorio debido al gran tiempo que lleva pasar por ellas.

Sin embargo, existen las puertas de seguridad antiokupas, que proporcionan un alto grado de protección, por lo que ni los ladrones ni los okupas podrán entrar fácilmente.

Puertas Anti-Okupas

Alarmas antiokupas

Es muy recomendable instalar una alarma como complemento, es perfecta para disuadir a los okupas, y en caso de no hacerlo avisarán con el tiempo suficiente para reaccionar y evitar que invadan la vivienda.

Las alarmas antiokupas además del efecto sonoro de la alarma, pone una fuerte resistencia física gracias a su escudo en la cerradura. En adición, se puede recibir la alarma a través del teléfono móvil. Un añadido que tienen algunas alarmas es la posibilidad de grabar tu propia voz, dejando algún tipo de mensaje para que parezca que hay alguien en casa.

Rejas antiokupas

Como los okupas entran por cualquier tipo de acceso, es fundamental instalar este tipo de rejas especiales en las ventanas y balcones, lo que impedirán que puedan entrar en la casa, en especial si es un bajo o un primer piso.

No sirve cualquier reja, tiene que ser una especial antiokupas por lo que es recomendable que solo un cerrajero experto realice la instalación.

En definitiva, para proteger nuestra vivienda de manera efectiva de una ocupación no deseada, hay que actualizar la casa con una combinación de estas medidas de seguridad antiokupas.